Leyenda de Dominica La Coja

Compartir
Vota:
Unos hechos acaecidos en el siglo XVI marcan un retazo de la Historia de Pozán de Vero. Este escenario natural del Somontano de Barbastro, fue testigo de acontecimientos vividos por las gentes del lugar, reflejados en el Archivo Provincial de Zaragoza.

Para entenderlos, hay que sumergirse en otra época y adentrarse en la brujaría y la Inquisición.

Entre los vecinos se ha cernido desde tiempos inmemoriables la leyenda de brujas en Pozán y, la de una vieja curandera, inmortalizada al ser condenada a muerte. Parece ser que esta mujer llamada Dominica la Coja, conocía los secretos de muchos remedios para aliviar dolencias: reumas, lombrices, asma, sarna, cuartanas, corrimientos de vientre... Recogía de caminos y montes plantas y flores para preparar a quien se lo solicitara.

Fue acusada de bruja y de ser causante de todas las desgracias del pueblo, de hacer brebajes y cocimientos de veneno de sapos, culebras, lagartos, caracoles... de volar en faxuelos de sarmientos..., de pactar con el diablo, llevar a otras brujas a las Eras de Tolosa después de untarse las axilas...

Se le hizo un juicio civil y, tras torturarla y confesar numerosos delitos, el proceso pasó a manos de la Inquisición, a la Aljafería de Zaragoza. Por el juicio, una procesión de testigos, la acusaron bajo juramento de los más siniestros cargos, como la de matar a niños o a las caballerías; y también de los más pintorescos, como agriar el vino de las bodegas o tomar al diablo como señor y tener en su cuerpo sus huellas.

Tras un doloroso proceso, vieja y casi moribunda, fue ajusticiada en la horca por bruxa en el año 1.535.

Estos hechos, que sucedieron hace más de cuatro siglos, están magníficamente reflejados en el libro "DOMINICA LA COJA, una vida maldita, un triste destino".

La autora, Carmen Espada Giner, describe la fatídica vida de esta mujer y de forma amena, combina la narración novelada con fuentes históricas, respetando las transcripción íntegra del juicio contra Dominica Ferrer, apodada Dominica la Coja.

Antonio M. Buil Salamero, gerente de la empresa Casa Calasanz, dirige su negocio de embutidos, chiretas y derivados cárnicos de forma tradicional. Patentó las "BRUJITAS" (pequeñas chiretas) y, fascinado por la historia de su pueblo envuelta en la bruma de los tiempos y por su pasión por el Rock, quiere dar a conocer el pasado y el presente de su municipio, patrocinando los conciertos de BRUJITA ROCK.

El festival lleva dos ediciones y se espera su consolidación. La participación de los grupos rockeros invitados y la respuesta de las personas afines a este tipo de música lo hacen posible.


Ayuntamiento de Pozán de Vero - Plaza de la Constitución, 1 - Tel. 974 302 222


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

Ayuntamiento de Pozán de Vero - Plaza de la Constitución, 1 - Tel. 974 302 222